Los procesos de reestructuración financiera pueden convertirse en una gran oportunidad de crecimiento.

reestructuracion

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje

captcha

Ante cambios inesperados del mercado o lentitud de adaptación a la evolución del mismo suelen darse casos en los que se necesite reenfocar la empresa y adaptarla a la situación actual con vista al futuro, tanto en lo económico, financiero, humano y tecnológico. Esto suele ser un proceso difícil y doloroso, pero se pueden paliar las consecuencias.

  • Determinar las necesidades de financiación de la Sociedad, en base a los planes previstos de actividad. En torno a esta cifra determinar en función a las posibilidades, que parte de autofinanciación se puede obtener, la necesidad de aportación en su caso de las empresas relacionadas y qué parte de recursos de terceros.
  • Facilitar el proceso de negociación directa con entidades financieras u organismos públicos  y/o privados que permitan obtener la financiación necesaria y adecuada a las características particulares de la sociedad.
  • Examen de la documentación contable, económica y financiera de la sociedad y empresas relacionadas, para el análisis de los antecedentes en los que soportar las premisas de actuación posterior.
  • Revisión del estudio de mercado en la compañía y planes de actividad.
  • Análisis de los principales criterios técnicos y económicos para la determinación de las proyecciones de ingresos y gastos. Perspectiva a 3-5 años.
  • Elaboración del Plan Económico y Plan Financiero de la Sociedad, sobre la base de los datos obtenidos. Análisis de los flujos de Tesorería. Análisis de las Necesidades Operativas de Fondos. Análisis y/o elaboración del Plan de Viabilidad (3-5 años).
  • Proposición  y puesta en práctica, en su caso, de medidas tendentes a obtener la estructura financiera más conveniente: Plan de realización de activos, renegociaciones bancarias, aportaciones de capital, búsqueda de financiación adicional, reorganización societaria (fusiones, escisiones de actividad…).

Diseño e implementación de una estructura financiera idónea para la organización que le permita continuar con el desempeño de su actividad principal sin que esta se vea perjudicada por una falta de liquidez o unos gastos financieros elevados que provocan tensiones de tesorería.